Aprende a disfrutar los pequeños placeres de la vida

 

 

 

 

Aunque nos parezca increíble la psicoterapia puede ayudarnos a descubrir los verdaderos placeres de la vida. Basta con que nos decidamos a asistir a una de estas sesiones de psicoterapia y nos sentiremos muchísimo mejor.

A veces el estrés de la vida diaria, los diferentes problemas a los que estamos sometidos, las crisis, los desbalances económicos y los problemas laborales, nos hacen olvidar que la vida está hecha de pequeñas cosas que nos hacen sentirnos felices, y nos recuerdan por qué nacimos.

Pero estas pequeñas cosas a veces desaparecen solo si nos esforzamos podemos rescatarlas y hacerlas parte de nuestra vida diaria. Los psicólogos, pueden con sus herramientas ayudarnos a encontrarlas, a hacer un espacio en nuestros días repletos de trabajo para disfrutar de ellas.

Escuchar una buena canción, ver el televisor con los pequeños de la casa, hacer un buen dulce, innovar en la cocina, cambiar los muebles de lugar, conversar con los amigos y las personas que queremos, leer un buen libro, ver una película vieja en el cine de la esquina, recoger el closet y reírnos con las fotografías de antaño, pueden ser de esos pequeños placeres que tenemos al alcance de la mano y que no pocas veces se nos olvida que existen.

Cuando nos sentimos agobiados estas pueden ser de las cosas que podemos hacer para mejorar el ánimo, también sembrar una planta, alimentar los peces, sacar a pasear nuestro perro, pintar la casa…

Cualquier cosa que realicemos fuera de la vorágine diaria nos ayudará a sentirnos mejor con nosotros mismos.