Gastronomía familiar con vistas

En lo de la familia soy un poco chapado a la antigua: me encanta ir a restaurantes con todo el clan los domingos tal y como marca la tradición. Y si puede ser al mismo restaurante, que sé que a todos nos gusta, mucho mejor.

Y es que desde que encontramos el restaurante Casa Carmen Sevilla, mis hijos siempre me piden que vayamos allí porque así cada uno puede pedir lo que le gusta. Yo pido paella, que es lo tradicional de los domingos, pero mis hijos prefieren cosas más innovadoras y siempre piden algún plato fusión de esos que se llaman. Lo bueno es que así tanto ellos como yo estamos contentos con el menú elegido y no nos peleamos.

Además, este restaurante tiene unas vistas increíbles. Está situado en pleno centro de Sevilla y tiene una terraza interior con unas vistas a la Torre de Plata y a la Torre del Oro que cautivan a cualquiera.

Por eso ya dejé de buscar más restaurantes. Este es el perfecto para mi familia, ¿así que para qué quiero cambiar? A veces en la vida es bueno ser fiel a las cosas que funcionan bien y para mí las comidas de los domingos en familia son sagradas por eso siempre busco lo mejor.