La cocina gourmet es a veces la más simple

Cuando pensamos en cocina gourmet siempre creemos que se trata de los platillos más exóticos y extravagantes. Nos vienen a la mente las salsas más complejas y las fusiones más impensables. Sin embargo, la cocina gourmet no es eso, al menos no siempre lo es.

Además, lo más importante no es si cocinamos recetas gourmet o no, lo que cuenta es la elegancia de lo que preparemos, la creatividad que le pongamos y el amor con que lo cocinemos. Cuando una cena tiene estos ingredientes no necesita otro.

 

A mí me fascina la cocina justamente por la libertad que me brinda. En ella puedo hacer y deshacer hasta dar con la fórmula adecuada para lograr el sabor que busco. A veces es simplemente una receta sencilla de esas heredadas de la abuela. Otras veces es un poco más difícil. Todo depende del tiempo que dispongamos para estas creaciones.

Lo esencial es disfrutar de todo el proceso. Desde que se ponen los ingredientes sobre la meseta hasta que cenamos. Por eso no creo en la superioridad de una cocina sobre otra ni mucho menos. Creo en la cocina simple y con amor. Ese es mi secreto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *