La importancia de la buena alimentación

La juventud es esa etapa maravillosa de la vida en la que parece que todo nos sonríe. Cuando somos jóvenes no hay obstáculos infranqueables y nuestro cuerpo soporta todo tipo de presiones. Pero el tiempo pasa y esas decisiones del pasado inciden directamente en cómo nos sentiremos en el futuro. En lo que a comida respecta hay que decir que muchas veces nos hacemos bastante daño.

Sí, nos la pasamos viviendo a comida chatarra como si el cuerpo fuera un coche al que se le puede echar cualquier combustible. Y lo peor es que la comida chatarra hasta sabe bien, por eso nos dejamos llevar con tanta tranquilidad.

En eso ha influido muchísimo el hecho de que llevamos unas vidas demasiado aceleradas. El trabajo no nos da tiempo ni para respirar y todo lo que nos ahorre tiempo nos parece una buena idea. Por eso es tan sencillo comprarse una hamburguesa, una ración de papas fritas y una soda. Y así pasan los días, los meses y los años. Y cuando se nos ocurre ir al doctor descubrimos que tenemos un montón de malestares debido a toda esa comida que nos alimentó durante mucho tiempo.

Por eso se recalca tanto la importancia de velar por nuestra alimentación. No es una cuestión de hipocondriacos o elitistas, es un asunto médico muy serio. La inclusión de vegetales y frutas en las comidas es imprescindible para una vida saludable. No obstante también corremos el riesgo de ingerir productos que han sido cultivados con sustancias extremadamente tóxicas. En ese sentido debemos tener la precaución de comprar alimentos cultivados sin insecticidas venenosos, fertilizantes dañinos y otras técnicas agresivas de producción. Por lo general esto se anuncia en el embase del producto.

Por supuesto que hay días en los que se nos van los ojos hacia una de esas grandes y grasosas hamburguesas. No hay que exagerar, claro que podemos darnos gustos como ese, lo importante no es convertir estos alimentos en nuestra comida diaria. Los horarios de comida también son un factor clave para el metabolismo de nuestro cuerpo. En eso debemos tener bastante rigor.

Y lo más importante es tener en cuenta todas estas cuestiones cuando se trata de los niños. Si como padres no somos capaces de alimentarlos adecuadamente, luego el desarrollo de estos pequeños se verá frenado por problemas de nutrición. La alimentación es clave para una buena salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *