Tengo una amiga que desde pequeña su madre la obligaba a llevar diariamente las calorías que ingería. Afortunadamente, mi amiga hoy día no tiene ningún desorden alimenticio, pero todavía cuenta las calorías en algunas ocasiones. Leyendo opiniones de compras sobre las ventageneradores estafas, pensé en la cantidad de formas en las que nos pueden estafar. Alguien que quiera vender más alimentos, o que se beneficia de alguna manera con la fijación que tienen algunas personas con lo que comen, puede estafar aprovechándose de las calorías.

Por ejemplo, quizá alguna persona se haga pasar por un nutricionista y a través de su página web te ofrece consejos o consultas a cambio de dinero, y lo que está haciendo es estafar a los usuarios. Si de verdad tienes algún problema con tu peso o nutrición, consulta a un verdadero especialista para te ponga un plan, una buena dieta de acuerdo con tus intereses y necesidades. Tus calorías ni nada puede ser un motivo para que te estafen, no obstante, si cayeras víctima de una estafa avisa a las autoridades correspondientes para evitar que otras personas caigan víctimas de los estafadores.